La reglamentación es una gran oportunidad para mejorar la CX en el sector financiero