La experiencia del cliente es un factor decisivo para la transformación digital del sector seguros