Los bancos y las fintechs deben comenzar a trabajar juntos