No deje que el futuro financiero de su proveedor de soluciones ponga en riesgo a su empresa