Promueva la satisfacción de los empleados y el éxito de los clientes

Contar con empleados comprometidos es uno de los activos más valiosos que toda organización puede tener. Y no solo porque están en contacto directo con los clientes, sino porque también tienen gran injerencia en la percepción que los clientes tienen de la marca así como en su lealtad hacia ella. Para que puedan tener éxito en su gestión, deben contar con la tecnología, la capacitación, la información y el soporte necesarios para brindar experiencias personalizadas. Entonces, al dotarlos de las herramientas que necesitan, usted puede optimizar su capacidad operativa y mejorar la gestión general de su fuerza de trabajo.

Equipe a los agentes con la tecnología adecuada

Entregue a los agentes las herramientas necesarias para que puedan brindar experiencias óptimas en todos los canales y puntos de contacto. Desde un único desktop omnicanal, los agentes gestionan las interacciones de distintos canales y las colas de elementos de trabajo gracias a que cuentan con la información contextual proporcionada por la integración con CRM y otras aplicaciones o bases de conocimiento. De este modo, mejora no solo el engagement y la satisfacción de los empleados, sino también los niveles de servicio.

Optimice los recursos en todos los canales

Con programaciones, previsiones y reportes para todos los canales, habrá una mejor administración de los niveles de servicio, se podrán generar scorecards de agente y mejorarán las sesiones de capacitación y coaching. Los insights y las capacidades de gestión de la fuerza de trabajo contribuyen a reducir los costos y la rotación de agentes, quienes tienen todo lo que necesitan para brindar un buen servicio.

Direccione a los clientes al mejor agente

Detecte lo que cada cliente necesita y, en función de ello, entregue la interacción al agente más calificado para atenderla. Logre el equilibrio automático entre la carga de trabajo y los recursos, de modo de mantener los niveles de servicio, hacer un mejor uso de los agentes y alcanzar la resolución en el primer contacto. El resultado: empleados y clientes más satisfechos.